Es una organización no gubernamental que cuenta con miembros en 140 países del mundo. Como "asociación católica mundial para la comunicación", agrupa a los profesionales de radio, televisión, cine, vídeo, educación para los medios, Internet y nuevas tecnologías.

 

Es una organización no gubernamental que cuenta con miembros en 140 países del mundo. Como "asociación católica mundial para la comunicación", agrupa a los profesionales de radio, televisión, cine, vídeo, educación para los medios, Internet y nuevas tecnologías.

Su terminología se deriva de la unión de dos palabras Signo y Fuego traducidas de sus términos originales del latín y con ella se identificó el nacimiento en el año 2001 de una nueva entidad resultado de la unión de dos organizaciones, la Organización Católica Internacional de cine y del audiovisual (OCIC) y la Asociación Católica Internacional para la radio y la televisión (UNDA).

SIGNIS en el siglo XXI, le presta una importancia extrema a la promoción de una conciencia cristiana respecto a la importancia que tiene hoy día, con los avances técnicos logrados por el hombre en un mundo globalizado, la comunicación humana en todas las culturas y etnias, puntualizando además la importancia que tiene la necesidad de una colaboración ecuménica, teológica, espiritual e interreligiosa en todos los medios audiovisuales de comunicación existentes y promoviendo regulaciones y expresiones de comunicación que respeten los derechos del hombre, la justicia, la igualdad social y los valores cristianos, así como hacer válida la presencia de los medios católicos de comunicación, en cualquiera de sus manifestaciones, en diversas organizaciones e instituciones. SIGNIS tiene además estatus de miembro consultor ante la Unesco, Escosoc (Naciones Unidas en Ginebra y Nueva York), el Consejo de Europa y está oficialmente reconocida por el Vaticano como organización católica para la comunicación.

Es quizás, el cine, la manifestación artística en la que SIGNIS ha tenido una participación más significativa, sin restarle importancia a los otros medios audiovisuales de comunicación, por lo que es válido recordar, las palabras que expresó, el Excmo y Rvdo Sr. Mons. Evelio Díaz Cía, que fue Arzobispo de la Habana, con respecto al séptimo arte:

 

“Entre las maravillas que ha creado el progreso humano hay que señalar al cine…. El hecho cinematográfico ha adquirido pues una extraordinaria importancia en nuestra época, y la iglesia que alaba e impulsa siempre cuanto se relaciona con el verdadero progreso humano, ha dedicado preferentemente atención al cine. Del recto uso del mismo depende en buena parte el desarrollo de la personalidad y de la cultura…. La iglesia tiene sumo interés en el adelanto cinematográfico para que el séptimo arte sirva al perfeccionamiento de la persona humana y por consiguiente, que todos los católicos se esfuercen de verdad en contribuir a que el cine cumpla su cometido de dignificar al hombre.”